¿Por qué es importante esterilizar a los perros?

Los perros son criaturas increíbles que aportan felicidad y compañía a nuestras vidas. Sin embargo, antes de que podamos disfrutar de todos los beneficios que nos ofrecen, es importante asegurarse de que están bien cuidados. Una de las cosas más importantes que deben hacer los propietarios de perros es esterilizar a sus mascotas. Este post explorará algunas de las razones por las que la esterilización es tan importante para los perros.

Esterilizar a tu perra o gata te ayudará a prevenir las infecciones uterinas y el cáncer de mama, que es mortal en aproximadamente la mitad de las perras y en casi todas las gatas. Esterilizar a tu mascota antes de su primer celo te proporciona la mayor protección contra estas enfermedades.

También ayuda a reducir el número de animales sin hogar. Cada año, millones de perros y gatos son eutanasiados porque no hay suficientes hogares para todos ellos. La esterilización de los animales domésticos reduce la superpoblación de mascotas y la consiguiente eutanasia de animales sanos y adoptables.

Además, la esterilización tus mascotas hace que sea menos probable que se alejen de casa, lo que puede mantenerlas más seguras y reducir las posibilidades de que sean atropelladas por un coche o se peleen con otros animales.

castracion-en-perros-efectos-en-su-salud-y-beneficios

¿Qué pasa si no se esteriliza un perro?

Las infecciones e irritaciones vaginales se reducen mucho en las perras esterilizadas. La vaginitis, tras las secreciones de sangre y el flujo de celo, es muy común en las perras no esterilizadas, y a menudo provoca problemas infecciosos e irritaciones si no mantenemos una higiene extrema.

Si una perra no está esterilizada, entrará en celo cada 6 a 12 meses. El ciclo de celo, o «calor», dura unas 3 semanas. Durante este tiempo, la vulva de la perra se hincha y emite una secreción sanguinolenta. También puede orinar con más frecuencia para marcar su territorio con su olor.

LEER  ¿Por qué mi perro es agresivo y ataca a otros perros?

Las perras sin castrar que se sienten atraídas por los perros macho suelen escaparse de los corrales o salir solas en busca de pareja. Esto puede provocar peleas con otros perros, atropellos u otras situaciones peligrosas.

Muchas personas optan por no esterilizar a sus perros porque piensan que los hará agresivos o cambiar su personalidad. Sin embargo, no es así. La esterilización sólo ayuda a reducir ciertos comportamientos causados por las hormonas, como el vagabundeo, el marcaje con orina y la agresividad. No hace que tu perro sea menos leal o cariñoso.

Aunque cualquier intervención quirúrgica conlleva algunos riesgos, la esterilización de perros se considera una cirugía de riesgo relativamente bajo. La complicación más común es la hemorragia postoperatoria, que suele poder controlarse con medicación. La infección es otra posible complicación, pero es poco frecuente. En general, los riesgos de no esterilizar a tu perro son mucho mayores que los de la propia cirugía.

¿Cuál es el objetivo de la esterilización en animales?

La esterilización quirúrgica de perros y gatos es una actividad socialmente aceptada que trata de controlar la población de estos animales. Esto, a su vez, ayuda a reducir la propagación de la rabia y otras enfermedades.

Hay muchas razones por las que un propietario puede optar por esterilizar quirúrgicamente a su mascota. En algunos casos, puede hacerse por motivos de salud, como para prevenir el cáncer testicular en los perros macho. En otros casos, puede hacerse por razones de comportamiento, como para reducir las posibilidades de que un perro se vuelva agresivo o vagabundo.

¿Cuándo conviene esterilizar a tu perro?

Según los expertos, el mejor momento para castrar a tu perro es cuando alcance la madurez sexual. Esta edad varía en función del tamaño, ya que las razas más pequeñas maduran antes (potencialmente antes del año) y las más grandes tardan hasta dos años.

LEER  ¿Por qué sale la sarna en los perros?

Hay varias razones por las que es aconsejable esterilizar a tu perro en esta fase. En primer lugar, ayuda a evitar embarazos no deseados y las consiguientes camadas de cachorros. En segundo lugar, puede ayudar a reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer y otras enfermedades. Por último, puede ayudar a que tu perro sea menos propenso a vagar y que se meta en peleas con otros animales.

Si tienes alguna duda sobre si esterilizar o no a tu perro, asegúrate de consultar con tu veterinario. Él podrá darte más información y ayudarte a tomar la mejor decisión para tu mascota.

¿Qué es mejor esterilizar o castrar a un perro?

La castración puede ser más invasiva que la esterilización, pero tiene varias grandes ventajas, entre ellas: controlar el carácter o el comportamiento del animal en caso de que destaque por su agresividad (debido a la reducción de la cantidad de hormonas sexuales cuando el animal está castrado), prevenir enfermedades relacionadas con las mamas o el útero.

En el caso de los perros machos, se recomienda la esterilización para evitar camadas no deseadas, así como algunas enfermedades como el cáncer testicular. Por tanto, lo mejor es que hables con tu veterinario de confianza para que te aconseje lo que es mejor para tu perro según sus características y edad.

¿Cómo cambia el carácter de un perro castrado?

La castración reduce la agresividad de los perros machos en más de un 60%, el marcaje con orina en un 50% y el comportamiento de vagabundeo (que es peligroso para el animal) hasta en un 90% en los perros.

Además, los perros castrados suelen tener una mejor disposición general y son menos propensos a morder a los humanos. Las perras esterilizadas antes de su primer ciclo de celo tienen un riesgo significativamente menor de desarrollar cáncer de mama más adelante.

LEER  ¿Por qué estornudan los perros?

Aunque el temperamento de un perro castrado puede cambiar a mejor, hay algunos cambios de comportamiento que puede ocurrir después de la operación. Por ejemplo, algunos perros pueden volverse más pegajosos y apegados a sus dueños, mientras que otros pueden volverse más reservados y distantes.

Además, algunos perros castrados pueden ganar peso o experimentar cambios en sus niveles de energía.

¿Qué precio tiene esterilizar a un perro?

Dependiendo del tamaño de tu perro macho, la esterilización puede costarte entre 80 y 130 euros. Para las perras, el precio suele oscilar entre 120 y 500 euros.

¿Qué hacer después de esterilizar a un perro?

Unas horas después de la operación, puedes intentar ofrecerle agua y, si no vomita, algún alimento muy ligero con el que también empezará a ingerir la medicación. Se recomienda que en las primeras horas posteriores a la esterilización, el perro no ingiera ningún alimento, ya que tendrá náuseas por la anestesia.

Durante los dos o tres primeros días es aconsejable que el perro no haga grandes esfuerzos, por lo que es conveniente que duerma mucho y no salga a pasear. Evita que salte o juegue demasiado.

También es importante limpiar la zona donde están los puntos, para evitar que se infecten. Lo mejor es mojar un paño con agua tibia y jabón suave y limpiar la zona, con cuidado de no mojar los puntos. Tras la limpieza, deja que la zona se seque al aire o dale unos golpecitos con una toalla limpia. Repite este proceso al menos una vez al día.

Los puntos suelen retirarse al cabo de 10 a 14 días, aunque esto dependerá de la opinión del veterinario. Durante este tiempo es importante vigilar al perro para que no se lama ni muerda los puntos, ya que podría mojarlos y ensuciarlos y provocar una infección.

Si tienes alguna duda o preocupación sobre la salud de tu perro después de la esterilización, asegúrate de consultar a tu veterinario.