La Ciudad de Madrid fue Capital de Armenia

León V de Lusignan que era rey de Armenia, fue secuestrado por los mamelucos 1375. Prisionero lo llevaron a El Cairo y le propusieron, para salir de prisión, cambiarse de religión y hacerse mahometano.

leonv-4964686

Pero León, erre que erre y fiel a sus creencias cristianas, no estaba dispuesto a dejar la cruz de su religión por lo que permaneció cautivo. En ese momento su mujer murió y él, desesperado, decidió enviar mensajes de socorro a los reinos europeos en busca de auxilio.

Y fueron los españoles los que contestaron, concretamente Juan I de Castilla y Pedro IV de Aragón y III de Cataluña. Y  Juan I de Castilla consiguió que León V quedara en libertad, pero perdió su reino.

Libre y sin nada que gobernar trato de buscar en la Iglesia lo que había perdido y optó por visitar al Papa Clemente VII. El Papa solo le dio apoyo moral y palabras de ánimo, pero nada de dinero ni territorios.

Trato de conseguir algo de Pedro IV de Aragón pero la respuesta fue la misma que la del clero.

Desesperado volvió a topar con Juan I de Castilla que volvió a alejarle del abismo en el que se encontraba y le otorgo el señorío de Madrid, Andújar y Villareal (actual Ciudad Real).

Los tres señoríos tenían una renta superior a los 150.000 maravedíes., lo que convirtió a León V en señor de Madrid.

Y como señor de Madrid, le gusto el Alcázar y allí decidió instalarse. Y tras instalarse, celebrar que la nueva capital de su reino, el de Armenia, sería Madrid. Y en la fiesta prometió, a los que estaban a su alrededor, privilegios que jamás cumpliría.

Todo aquello no gusto a los habitantes de la villa que “obligaron” el 12 de octubre de 1383 al rey de Castilla a asegurarles que una vez muerto León V Madrid volvería a ser parte de Castilla y que se acabaría lo de regalar Madrid a cualquiera.

LEER  Error en la Simbología Pacifista

Suerte tuvieron los madrileños ya que a León V no le gustaba Madrid, a la que abandonó, por Francia. Eso sí, antes paso por Navarra como paso intermedio. León V murió en 1393 en París.

Dos años antes, en 1391, el rey Enrique III terminó con aquella “singular donación” y Madrid volvió a ser del los madrileños.

madrid-8902978