El Abogado del diablo

Los «abogados del diablo» no son ninguna invención «satánica», existieron realmente y fueron empleados por primera vez en el siglo XVI por el papa Sixto V para gestionar y resolver las causas de beatificación y canonización. Su función consistía en alegar objeciones y argumentos en contra de las pruebas aportadas a favor de la canonización o beatificación de la persona.

LEER  Confesión de Elvira del Campo Acusada de Judaísmo