Virginia Oldoni, Condesa de Castiglione, la Mujer del Sexo de Oro Imperial

Virginia Oldoni nació en 1837 – hija del marqués Filippo Lamporecchio e Isabe – y murió la noche del 28 y 29 de noviembre de 1899.La Condesa de Castigline (como se la conoció) fue considerada la mujer más hermosa del mundo al llegar a París con 19 años en 1856 para todos menos para el Marqués de Gallifet, que no veía en ella tanta belleza.

Cuando Virginia se entero de los comentarios del marqués decidió invitarle a su mansión para que certificara con sus propios ojos si aquel “título” de belleza era real. Y así lo hizo. Le invito a su mansión y lo recibió completamente desnuda, tumbada en una chaise longue forrada de raso negro. A partir de aquel momento el marqués no dejó de alabar la sublime belleza de Castiglione.

Virginia Oldoni, utilizó sus encantos para conseguir atraer la atención de los más importantes hombres de Estado. Su primo Cavour, primer ministro del rey Víctor Manuel II de Cerdeña y el Piamonte la animó para que conquistara a Napoleón III y obtuviera información sobre el país vecino. Virginia consiguió llegar a su lecho y se ganó el apodo de “la mujer del sexo de oro imperial”.

A pesar de haber pasado por su lecho un nutrido número de amantes de importante posición social, económica y política no se aseguró una buena vejez, pues acabó viviendo y muriendo sola a la edad de 62 años en su apartamento de la Place Vendome.

Inmediatamente después de su muerte la policía y los servicios secretos revolvieron entre sus papeles y quemaron todas las cartas y documentos enviados por las más altas personalidades de la época: Reyes, políticos, banqueros e incluso Papas.

LEER  Historia y Curiosidades sobre la Isla de Pascua

Fue enterrada en Père Lachaise, el cementerio monumental de París, tal y como fue ordenado por el entonces rey de Italia Humberto I.

oldoni-2650639