Balzac y su Sonrisa “Encajonada”

Balzac (autor de La Comedia Humana) agobiado de deudas, cuando se refugiaba en la Ville d´Avray, huyendo siempre de sus acreedores, subía al último piso de su casa y le decía a un amigo: “¡Vamos a escupir sobre París!”.

balzac-7242288

Para colmo de infortunio, en una de aquellas épocas de ruina que se abatían periódicamente sobre su vida, entró un ladrón en su casa (que desconocía su situación…) y le descerrajó todos los cajones. Al descubrir lo ocurrido Balzac acudió sonriente a denunciarlo a la comisaría.

– ¿De qué se ríe usted? – le preguntó el policía.

– Me hace gracia -respondió el maestro de la novela realista- que alguien piense que puede encontrar dinero en mis cajones de noche, cuando yo no lo encuentro ni de día.

LEER  KIM JON IL, el Mejor Golfista de la Historia