Seducción Prohibida Constitucionalmente

En el siglo XVIII un artículo de la Constitución Nacional inglesa decía:

constitucion-1610656

«Todas las mujeres que sedujeran y llevaran al matrimonio a los súbditos de Su Majestad mediante el uso de perfumes, pinturas, dientes postizos, pelucas y relleno de caderas y pechos, incurrirían en delito de brujería, y el casamiento quedaría automáticamente anulado».

LEER  Catón el Menor no Necesitaba a Ningún "Nomenclator"