Más Feo que Picio

Cuando alguien es rematadamente feo, se dice de él, para que le quede clara su fealdad, que es «más feo que Picio». Parece ser que el tal Picio era un hombre que ejercía de zapatero en Granada y que por algún motivo fue condenado a la pena de muerte.

feo-6172055

Cuando se encontraba en la capilla, paso previo a su ejecución, recibió la noticia de su indulto. Aquella gran noticia provocó en él una gran impresión, tan superlativa que se quedó sin pelo y con la cara deformada.

Tan horrible fue el gesto que paso a tener que comenzó a utilizarse como ejemplo de la fealdad más horrorosa.

LEER  El Origen del Traje Actual (Chaqueta y Pantalón)