Origen de «Ser la Pera»

No está muy claro si «ser la pera» se debe a una renta vitalicia o al barrio de la ciudad turca de Estambul.

Lo cierto es que cuando decimos de alguien que es la «pera» nos referimos, tanto para lo bueno como para lo malo, a algo extraordinario de esa persona o cosa, incluso llegando a sugerir deseo o lujo.

pera-9850811

El caso es que en la antigüedad cuando se utilizaba el término «pera» se refería a una renta vitalicia o a un puesto de trabajo asegurado, situación que colocaba al sujeto en cuestión en una posición aventajada (todos hemos escuchado alguna vez la expresión «pollo pera»).

El segundo origen de “ser la pera” proviene de la ciudad turca de Estambul, cuando tiempo atrás todo giraba alrededor del barrio de Péra (hoy Beyoglu), donde existía un mercado donde todo lo que se vendía era lujo.

LEER  El origen de las marcas