¿Por qué se llama mar negro?

Hay varias teorías sobre el origen del nombre del mar Negro. Algunos creen que el nombre se debe a que las naves que navegaban en él solían cargar carbón, que manchaba el agua de un color oscuro. Otros creen que el nombre se debe a que el mar está rodeado de bosques densos y oscuros, lo que le da un aspecto sombrío.

Pero la verdad es que… el llamado «mar negro» es una zona del océano Atlántico situada entre las costas de África Occidental y la península ibérica. En esta zona, el agua es muy oscura debido a la presencia de una gran cantidad de limo y sedimentos.

Sea cual sea el origen del nombre, lo cierto es que el mar Negro es un lugar misterioso y fascinante. Durante siglos, ha sido un lugar de leyendas y mitos, y sigue siendo un lugar muy popular para los turistas.

mar negro

¿Qué tiene de especial el Mar Negro?

El Mar Negro es un mar de Eurasia, entre Europa y Asia. Limita con Rusia al norte, Georgia al noroeste, Turquía al oeste, Bulgaria al sureste, Rumanía al sudeste y Ucrania al este. Se encuentra entre los montes Urales y el Cáucaso, y es el lugar de desembocadura de diversos ríos, como el Danubio, el Don, el Dniéper y el Río Negro. Tiene una superficie de 168.500 km² y una profundidad media de 1.370 m.

¿Cuándo se formó el Mar Negro?

El Mar Negro se formó hace unos 250 millones de años, durante la Era Mesozoica. En ese momento, la Tierra estaba dividida en dos grandes continentes: Laurasia y Gondwana. Laurasia se componía de lo que hoy en día son Europa, Asia y Norteamérica, mientras que Gondwana estaba formado por lo que hoy en día son Suramérica, África, Australia y Antártida. Laurasia y Gondwana estaban separados por un enorme océano, llamado Tethys.

LEER  ¿Cuál es el país más pequeño del mundo?

¿Quién controla el Mar Negro?

El control del Mar Negro es una disputa que involucra a numerosos países. La mayoría de las naciones con costas en el mar tienen derechos soberanos sobre las aguas adyacentes a sus costas, y el derecho internacional reconoce a estos países el derecho a ejercer el control sobre el tráfico marítimo, la pesca y otras actividades en estas aguas. No obstante, el Mar Negro está rodeado por países con intereses en común, lo que ha dificultado el establecimiento de un régimen de cooperación y ha generado disputas sobre el control del mar.