La Cojera de la Reina Según Quevedo

Quevedo, reunido con sus amigos y en tono desafiante, apostó una importante cantidad de dinero a que era capaz de decirle a la reina Isabel (esposa de Felipe IV) que era coja.

quevedo-9777211

Con el dinero en el bolsillo el escritor espero la oportunidad de ganar su apuesta ante todos aquellos que pensaban que no osaría a decirle a su reina tal cosa.

Y la oportunidad se presento en forma de invitación. Quevedo recibió una invitación para asistir a una recepción en palacio. Su oportunidad de llevar a cabo su apuesta.

Y a palacio fue con sus mejores galas y con dos flores, una en cada mano, una rosa y un clavel. Al llegar a la altura de la reina Isabel, le entrego las flores diciéndola:

– “Entre el clavel y la rosa, Su Majestad es-coja”.

LEER  Los Parques Temáticos Más Extraños del Mundo