El menú de Carlos III

Carlos III tuvo siempre los mismos horarios y costumbres: cada mañana desayunaba chocolate, siempre en la misma taza. Además, los platos del almuerzo y de la cena eran idénticos: sopa, ternera asada, un huevo fresco, ensalada (con agua, azúcar y vinagre) y vino dulce de canarias.

En una ocasión se olvidaron del huevo y ya no comió nada en todo el día.

carlos_iii-3968299

LEER  Directores de Periódico y Duelistas