Avances Científicos en el Cine Antes que en la Realidad: Viaje a la Luna

Algunos adelantos técnicos y científicos fueron ilusiones en la pantalla antes de ser realidad. Es cierto que casi la práctica totalidad de esas mismas anticipaciones cinematográficas lo fueron anteriormente en la narrativa.

viaje_luna-9670963

VIAJE A LA LUNA

Hubo que esperar hasta al 20 de Julio de 1969 para ver la llegada del hombre a la Luna. Aunque la tecnología del Apolo 11 se parecía muy poco a lo que nos habían mostrado las historias de viajes a la Luna, ese trayecto ya lo había hecho el ser humano anteriormente en la literatura y en el cine.

Julio Verne publicó en 1865 De la Tierra a la Luna. Todavía hoy sigue siendo un relato apasionante lleno de sentido del humor y de una asombrosa clarividencia científica.

Sin embargo, hay precedentes a Julio Verne. En Somnium (1634) Johannes Kepler narra un viaje a la Luna por medio de un conjuro mágico. Muchos la consideran la primera obra de ciencia-ficción de la historia.

El primer viaje cinematográfico a la Luna es también la primera película de ciencia-ficción de la historia. Georges Méliès rodó Viaje a la Luna (1902) basándose en De la Tierra a la Luna de Verne y Los primeros hombres en la Luna (1901) de H.G. Wells. Es una película ingenua, de aspecto teatral, donde se utilizaron por primera vez trucos de cámara, inventándose los efectos especiales.

La mujer en la Luna (Fritz Lang, 1929) narra un viaje a nuestro satélite con el fin de encontrar oro. Con destino a la Luna (Irving Pichel, 1950) utiliza un cohete propulsado con energía atómica. De la Tierra a la Luna (Byron Haskin, 1958 ) se basa en la novela de Julio Verne, y La gran sorpresa (Nathan Juran, 1964) se basa en la de H.G. Wells.

LEER  Juan Belmonte, No te Hace Falta Más que Morir en la Plaza

viaje1-9025854