Charles Darwin y el Origen del Anís del Mono

En el año 1870, Vicente Bosch, un importante comerciante de Badalona, diseño una botella de anís basada en un frasco de perfume pero de mayor tamaño para darle el uso que él quería.

Una vez obtenida la forma de la botella, Bosch encargó al pintor Ramón Casas (1866-1932) la creación de la etiqueta.

anis-3734441

Casas diseño una etiqueta en la que un primate-humano enseña una botella y sostiene en la otra mano un pergamino que dice: «Es el mejor. La ciencia lo dijo y yo no miento».

Esa frase era la que había hecho pública en 1859 Charles Darwin con su libro «El origen de las especies»

anis_del_mono-4244464 Pero lo más curioso era la cara del primate, no se trataba de una cara de uno mono, sino de la de Charles Darwin. Cuando Darwin habló de su teoría de la evolución la Iglesia mostro su total desacuerdo con comentarios como «del mono descenderá él».

No sé cual sería la opinión de los bebedores del Anís del Mono, pero la botella se ha convertido en un clásico.  darwin-1751018

LEER  Curiosidades sobre el Kremlin