Shiro Ishii, el Médico Diabólico

shiro-3008755

Shiro Ishii fue un microbiólogo y teniente general de la Unidad 731, una unidad de guerra biológica del Ejército Imperial Japonés durante la Segunda Guerra Sino-japonesa. Nació en la antigua aldea de Shibayama del Distrito de Sanbu en la prefectura de Chiba, y estudió medicina en la Universidad Imperial de Kioto.

En 1932, comenzó con sus experimentos preliminares a la guerra biológica como un proyecto secreto de los militares japoneses. En 1936, se constituyó la Unidad 731. Ishii construyó un enorme complejo de – más de 150 edificios de más de seis kilómetros cuadrados – en las afueras de la ciudad de Harbin, China.

Entre algunas de las numerosas atrocidades cometidas por Ishii y los que se encontraban bajo su mando en la Unidad 731 se incluyen: la disección de personas vivas (incluidas mujeres en estado, embarazadas por los propios médicos), extremidades amputadas a presos y vueltas a colocar en otras partes de su cuerpo, miembros de algunos presos congelados y descongelados para estudiar el resultado de la cangrena producida.

También utilizó seres humanos para probar el resultado sobre ellos de granadas y lanzallamas. Se inyecto a prisioneros virus, de los que no se sabía a ciencia cierta si existía vacuna, para estudiar sus efectos. También estudio los efectos de las enfermedades venéreas, los presos, tanto hombres como mujeres fueron deliberadamente infectados con sífilis y la gonorrea, mediante violaciones, para su posterior estudio.

Por suerte para él, con el final de la guerra se concedió la inmunidad por la autoridades con lo que Ishii nunca fue juzgado ni fue a la cárcel por sus crímenes. Murió a la edad de 67 años de cáncer de garganta.

LEER  El Payaso de Frank Sinatra y la Terrible Ava Gardner