Rastafaris, origen del Rastafarismo, la religión de Bob Marley

Muchos de estos africanos fueron llevados al Caribe por los ingleses como esclavos en el siglo XVII. Por el tratado de Madrid 1670 España cedió Jamaica a Inglaterra a condición de que se pusiera fin a la piratería que Inglaterra realizaba con nuestros barcos y colonias. En 1672 se fundó la Compañía Real Africana y Jamaica se convirtió en el principal mercado de esclavos de América. Durante el siglo XVII se rebelaron frecuentemente los esclavos negros, qué refugiados en el interior resistieron hasta 1795 al ejercito británico. La minoría blanca siguió oprimiendo y explotando a la mayoría negra hasta bien entrado nuestro siglo. Jamaica consiguió la soberanía el año 1957.

A comienzos del siglo pasado la herencia africana comenzó a tener expresión política. En 1922-1926 un industrial y predicador jamaicano llamado Marcus Garvey fundó la Asociación Universal para el Regreso de la Raza Negra. La organización defendía la creación de un país negro en África, libre de la dominación blanca, donde pudieran regresar todos los descendientes de africanos exilados en América. Con este propósito Garvey llegó a fundar una compañía de navegación a vapor, la Black Star Line. Pero, sobre todo, Garvey es recordado por otras razones. El pastor, en sus predicaciones, acostumbraba a repetir una profecía que luego se esparció entre la población negra: “Mirad a África; un rey negro será coronado, porque la liberación está próxima”. Éste sería el 225º descendiente del linaje de Menelik, el hijo del rey Salomón y de la reina de Saba, que libertaría la raza negra del dominio blanco. Ya en 1270 había ascendido al trono de Etiopía el rey Yekuno Amlak, quien pretendía representar a la dinastía legendaria descendiente del rey Salomón. Años después la profecía pareció Cumplirse. En 1928 un golpe de Estado proclama negus a Ras Tafari Makonnen. En 1930 Ras Tafari fue coronado Emperador de Etiopia y se pasó a llamar Hailè Selassiè, “Señor de Señores, Su Majestad Imperial, León Conquistador de todas Las tribus de Judá y Elegido de Dios”. En ese momento, los seguidores de Garvey en Jamaica proclamaron que la profecía se había cumplido y dieron comienzo a una nueva religión llamada Rastafari, adoptando los colores de la bandera de Etiopía (verde amarillo rojo). Muchos años más tarde, esa religión sería esparcida por todo el mundo a través de la música de un muchacho llamado Bob Marley (1945-81).

LEER  El Obispo que Accedió a Ver al Ateo en su Lecho de Muerte

El Rastafarismo es una religión de orientación política, cuya característica principal es no aceptar los valores impuestos por la ideología dominante. Arraigada en Jamaica, está empezando a extenderse por todo el Caribe y entre las comunidades negras de Gran Bretaña y los Estados Unidos. La base fundamental de sus movimientos de protesta se encuentran en la Biblia, utilizada como una herramienta de análisis para los explotados, no sólo del sistema social injusto sino también de la religión establecida.

Los Fundamentos acerca de la divinidad del emperador etíope fueron extraídos de aquellas partes bíblicas que se referían a la gloria del reino antiguo de Etiopía y sus descendientes (Revelaciones 5:5 y 19:12-13, II Pedro 3:3-5, I Juan 3:2, etc.). Esta dinastía representa la continuación de un linaje real creado por Dios que va desde Adán a Cristo, pasando por David y Salomón, y que fue establecido en Etiopía desde su antigua fundación. Los Rastafarianos se consideran los verdaderos herederos de Israel, el pueblo elegido de Dios, y formarían así parte de un divino parentesco con el Rey y Creador, transformándose en hijos adoptivos a través de un nacimiento espiritual al aceptar al todopoderoso y bíblicamente profetizado Rey de Israel.

En el Rastafarismo hay cuatro temas centrales: reconocimiento de la divinidad de Jah Rasta, el espíritu “que mora en todos”, la idea de repatriación, la superioridad de la raza negra y sus conexiones históricas con los hijos de Israel y la conducta de “Temor”, una postura rebelde frente a la opresión blanca. Uno de sus aspectos más peculiares es la creencia de que la marihuana es un medio de meditación y relajación que puede acercarles al conocimiento de Dios.

LEER  Curiosidades sobre la Biblia

bob-marley-3603330