Que William Gladstone se caiga al Tamesis

En el siglo XIX, a lo largo del mandato de Benjamin Disraeli como Primer Ministro británico mantuvo innumerables disputas con William Gladstone, al que considero como su “contrincante a muerte”.

Después de una de sus constantes discusiones alguién le pregunto sobre la que para él era la diferencia entre algo calamitoso y algo desafortunado.

Benjamin Disraeli respondió: “Si Gladstone se cayera al Támesis seria desafortunado, pero si alguien lo sacara sería una calamidad”.

disraeli-7170087

LEER  La Línea Maginot