El Anillo de la Super Bowl que Putin se Quedó «De la Manera Más Atenta»

En el año 2005 el dueño de los Patriots de Nueva Inglaterra (equipo de fútbol americano) Robert Kraft realizó un viaje de negocios a Rusia.

En su agenda se incluía una reunión ni más ni menos que con el presidente de la nación, Vladimir Putin.

putin-7724556

Lo que no sabía Robert es que aquella visita estaría a punto de costar casi una guerra entre Rusia y USA.

Un incidente diplomático que comenzó cuando el presidente ruso le pidió a Kraft que le dejará ver el anillo que su equipo había ganada en la Super Bowl XXXIX.

El jefe de los Patriots no tuvo ningún inconveniente en sacarse el anillo de su dedo y dejárselo a Vladimir.

El presidente, después de verlo y jugar con el, lo guardó en su bolsillo. Minutos más tarde abandonó la reunión con el anillo en sus pantalones.

Cuando Kraft dijo que Putin se había quedado (por la cara) con su anillo, la diplomacia norteamericana se apresuró a insinuarle que «de la manera más atenta» corrigiera sus declaraciones y emitiera un comunicado diciendo que había regalado su anillo al presidente como un gesto de «respeto y admiración» hacía él y su nación.

Por supuesto no le quedó otro remedio que hacerlo.

Ahora, si quieres ver el anillo, puedes hacerlo en la librería del Kremlin dónde se encuentra expuesto.

LEER  Andrei Karpov, el Jugador de Póquer que Vendió a su Mujer