La Amabilidad Guerrera de Churchill

Cuando Inglaterra le declaró la guerra a Japón, lo hizo, y no podía ser de otra manera si por medio estaba Winston Churchill,  mediante una carta de este al embajador japonés en Londres.

La carta terminaba con una de esas frases hechas que todos hemos utilizado alguna vez sin saber muy bien porqué: “tengo el honor de ponerme, señor, con todo respeto, a sus órdenes”.

A Churchill se le criticó tanto servilismo en la misiva, pero él respondió que “después de todo, si uno tiene que matar a alguien, no cuesta nada ser amable”.

winston_churchill-7555846

LEER  John Wilson, el Soldado con Trágico Final por no Beber Ron