Fadrique de Toledo Salvó su Honor Gracias a su Padre

tercios-6458046

En 1572, los Tercios españoles se encontraban asediando la ciudad de Haarlem, en Holanda. Tan duro y largo era el asedio, que su comandante Don Fadrique de Toledo (hijo del Duque de Alba) se planteó la retirada.

Cuando el Duque de Alba se enteró, envío un mensaje a su hijo diciéndole:

“que si alzaba el campo sin rendir la plaza, no le tendría por hijo; que si moría en el asedio, él iría en persona a reemplazarle, aunque estaba enfermo y en cama; y que si faltaban los dos, iría de España su madre a hacer en la guerra lo que no había tenido valor o paciencia para hacer su hijo”.

Fadrique no levantó el sitio, y finalmente la ciudad cayó.

LEER  El Día que Franco Abrió los Ojos