Las Mujeres en las Órdenes de Caballería

Aunque tradicionalmente las Órdenes de Caballería eran un terreno asociado a los hombres, durante la historia surgieron  excepciones, donde las mujeres mantenían una importancia igual al de los hombres.

orden_caballeria-1124699

Orden de los Templarios

En esta famosa orden había mujeres. Estas monjas templarios no eran guerreras y vivían apartadas de los hombres y realizaban trabajos de sanitarios… aunque hay textos de hablan de mujeres templarias en combate.

El cronista Ibn Abi Zar narra la batalla de Las Navas de Tolosa e informa del gran coraje de los contingentes templarios, entre ellos varias mujeres.

Orden de Santiago

En esta orden admitieron desde el principio a las mujeres, ya que sus integrantes se podían casar.

La labor de las damas de la orden, que debían ser de noble condición y acreditar su limpieza de sangre con el correspondiente expediente, se limitaba a la tarea de educar a los hijos de los caballeros.

No obstante, alguna llegó a estar al frente de alguna encomienda.

Orden de las Damas de Tortosa

También llamada la orden del Hacha fue fundada en 1149 por Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona, como tributo a las mujeres que unieron sus esfuerzos a las tropas que la defendían y contribuyeron a la conquista de la ciudad de Tortosa a manos de los musulmanes.

Las mujeres que a ella pertenecían gozaban de muchos privilegios, libre de impuestos y el que los caballeros les cediesen la preeminencia en los actos públicos. A esta orden sólo podían acceder las descendientes de las mujeres defensoras.

LEER  El crucigrama con la respuesta a los códigos que pudo cambiar el desembarco del Día D

Orden de las Damas de la Banda

Esta orden fue creada por Juan I de Castilla en 1387 con el fin de honrar la memoria de las mujeres que ayudaron a la defensa de Palencia en el asedio a que se vio sometida por las tropas inglesas.

Concedió a las mujeres nobles palentinas el privilegio de llevar la banda dorada “como la traían los caballeros de la Orden de la Banda”, creada por Alfonso XI en 1332.

Orden de las Nobles de María Luisa

Es la única distinción española reservada únicamente a las mujeres. Han obtenido esta distinción innumerables personalidades de España y de muchos países de todo el mundo y continúa siendo uno de los grandes reconocimientos que puede conceder la monarquía española a las mujeres por lo que significa.

Fue creada en 1792 por Carlos IV de España a instancia de su esposa María Luisa de Parma, para que ésta tuviera una manera de recompensar a las mujeres nobles que se distinguieran por sus servicios o cualidades.