Los Piojos que Elegían Alcalde

Durante la Edad Media, la ciudad suiza de Hurdenburg, tenía una curiosa forma de elegir a su representante local.

Los candidatos a alcalde tenían que sentarse alrededor de una mesa y extender sus barbas sobre ella. Entonces se colocaba un piojo en el centro de la mesa y el propietario de la barba que éste escogiera era designado nuevo alcalde.

piojo-4416896

LEER  1969 – Una Huella en la Luna