La Leyenda del Risotto a la Milanesa

Según varios estudios no se conoce el nombre del creador del arroz dorado a la milanesa, pero si la fecha de su creación. Data del siglo XVI, y más exactamente en el año 1574.

Se dice que un discípulo del maestro Valerio de Flandes – el creador de las vidrieras del Duomo de Milán – fue el creador de este arroz.

risotto_arroz-1949626

El joven se enamoro de la hija del maestro flamenco, que como en todas las leyendas era tan hermosa como rubia y pálida.

El discípulo pidió en matrimonio a la hermosa dama y no tardo en casarse con ella.

Durante la celebración el joven esposo trato de buscar la manera de que el evento fuera lo más solemne posible e hizo preparar un plato de su invención que ayudara a tal propósito.

El plato no fue otro que arroz coloreado y para ello utilizo azafrán. Según parece lo había utilizado para lograr en la pintura los tostados y dorados, pero al descubrir que tenía un efecto inocuo al hombre se lanzó a la cocina.

Cuando el arroz llegó a la mesa los comensales se maravillaron de aquella impresionante fuente de granos de oro viejo, como las pepitas que traían los antiguos ríos ibéricos.

Desde entonces se utiliza el azafrán en el arroz.

LEER  El Té Envenenado de Winston Churchill