Tratado de las Heces, de Alberto El Grande

Alberto el Grande cuenta en el Tratado de las heces: “Como el hombre es la más noble de las criaturas, sus excrementos tienen también una propiedad particular y maravillosa”, y en otro lugar explica: “Aunque naturalmente se siente repugnancia en beber la orina, no obstante cuando se bebe la de un hombre joven y de buena salud no hay remedio más soberano en el mundo.”

tratado-9326053

LEER  Carta de Fidel Castro a Salvador Allende