Torreznillos o Bodegones de Puntapié, las Bodegas Desmontables

En el siglo XVII en Madrid (España) surgió un tipo de bodega que se llamó “torreznillos” o bodegones de puntapié. Y se les llamó así, debido a que podían desmontarse de un puntapié en el caso de que los alcaldes, en su labor de inspección observaran algo ilegal y por lo tanto prohibido.

Eran lugares muy modestos en los que se vendía, exclusivamente, alguna tajadilla de carne de vaca o de cerdo, torreznos y despojos, tales como asaduras y otras vísceras que junto a la grosura tenían una gran demanda, no sólo entre la gente modesta, para los nobles también eran apetecidas.

No obstante era comida especialmente preparada para la gente de pocas posibilidades económicas.

bodega-7655442

LEER  España – Antzar Eguna (Día de Gansos) - Lekeitio