Jaime I le Debe su Nombre a un Cirio

Antes de que naciera su hijo María de Montpellier tenía claro que se llamaría como uno de los doce apóstoles, lo que no sabía era cual.

Por ello eligió un curioso procedimiento, encender doce grandes cirios y asignarle a cada uno de ellos el nombre de uno de los doce.

jaimei-4880471-7071664-2331781

El nombre de su hijo sería el del cirio que se apagara en último lugar. El que tardo más en consumirse fue el que llevaba el nombre de Santiago (Jaime). Nombre con el que reino Jaime I.

LEER  La Docena del Panadero, que son Trece