La Tomatina de Buñol, Valencia

España es rica en festejos populares increíbles. Buen ejemplo de ello es la conocida como Tomatina, en Buñol, Valencia, paradigma de fiesta multitudinaria, que consiste en el lanzamiento de tomates hasta dejar las calles anegadas con su pulpa. La Tomatina se celebra el último miércoles del mes de agosto.

la_tomatina_bunol_spain-4826156

La fiesta comienza a las once de la mañana, cuando varios camiones cargados con esta peculiar munición vacían su mercancía en la plaza de Buñol, ¡y es la guerra!. Inmediatamente se produce una lluvia de tomates de la que es imposible librarse.

tomatina_bunyol_camion-6303511

Como todo, la participación en la Tomatina tiene sus normas. La primera y fundamental es que se deben estrujar los tomates con la mano antes de lanzarlos, para evitar dañar a los participantes. No obstante, se recomienda el uso de guantes y, por supuesto, de unas gafas protectoras.

La batalla dura exactamente una hora, tras la cual, la plaza queda completamente convertida en un lago rojo y viscoso, y por las calles del pueblo se desbordan ríos de jugo de tomate. Ahora, toca pensar en los operarios de la limpieza, que deberán dejar Buñol como nuevo para continuar con los festejos. Son los bomberos los encargados de limpiar semejante desaguisado. Tras su operación, las calles de Buñol, adoquinadas, quedan relucientes gracias a la acidez de los tomates, que limpian y desinfectan.

LEER  Profesionales de lo Ajeno en la España del Siglo XVII