¿Qué pasa si la lava del volcán llega al mar?

Cuando un volcán entra en erupción, la roca fundida llamada magma fluye desde el manto de la Tierra hasta la superficie. Si este magma es espeso, el gas no sale de él con tanta facilidad y la presión aumenta hasta que se produce una erupción explosiva. La lava se forma cuando el magma llega a la superficie y se solidifica.

El magma que no llega a la superficie se enfría y se convierte en una roca sólida llamada dacita ígnea. Este proceso de enfriamiento y solidificación puede durar siglos. Los peligros de los volcanes son bien conocidos, pero ¿Qué ocurre cuando interactúan con otros elementos de nuestro entorno? En este post, exploraremos lo que ocurriría si la lava de un volcán llegara al mar.

Cuando el flujo de lava llega al mar, se enfría a una temperatura de unos 1.000 grados, lo que provoca la evaporación del agua de la superficie y permite que los gases liberados por el magma se mezclen con los del mar. «Es vital tener en cuenta que cada litro de agua de mar tiene 35 gramos de sales».

Cuando el magma interactúa con el agua, se inicia un proceso de «ebullición» que puede conducir a la formación de vapores explosivos. Si estos vapores no se liberan, pueden provocar una escalada de presión y una explosión.

image-3187717

Peligros

El peligro potencial que supone este tipo de erupción se debe principalmente a que puede provocar fácilmente un tsunami. Si el flujo de lava es especialmente grande, puede desplazar un gran volumen de agua, que puede recorrer largas distancias y causar grandes daños.

LEER  El Ordenador del Apollo 11

Otro peligro potencial es que la interacción entre el magma y el agua del mar puede liberar gases venenosos en el aire, que pueden ser perjudiciales tanto para las personas como para los animales.

En resumen, una erupción de este tipo puede ser muy peligrosa y debe ser vigilada de cerca. Es importante recordar que cada situación es única y que los peligros que plantea una erupción pueden variar en función de una serie de factores. Si te encuentras en una zona de riesgo potencial, siempre es mejor hacer caso a las advertencias de las autoridades y evacuar si es necesario.