Arganil, el Pueblo que Ama a los Árboles

Arganil, es una población de Portugal con más de 2.500 años de historia (Aussassia). En su escudo se puede ver un árbol solitario. La razón es el gran amor que sienten sus habitantes por los árboles.

im000760-jpg

Tal es así que en todos los jardines y paseos públicos las autoridades han colocado la “Oración al árbol”:

Tú que pasas y levantas contra mí tu brazo, antes de hacerme mal, mírame bien. Yo soy el calor de tu hogar en las noches frías del invierno.

Yo soy la sombra amiga que te protege del sol estival.

Mis frutos calman tu hambre y sacian tu sed. Yo soy la viga que soporta el techo de tu casa, la tabla de tu mesa, la cama en que descansas. Soy el mango de tus herramientas, la puerta de tu casa. Cuando naces, tengo madera para tu cuna; cuando mueres, en forma de ataúd, aún te acompaño al seno de la tierra.

Soy pan de bondad y flor de belleza. Si me amas, defiéndeme de los insensatos.

LEER  Lope de Vega no soportaba a Dante