Albert Schweitzer y su Imposibilidad de Rejuvenecer Mujeres

Albert Schweitzer fue teólogo, filósofo, musicólogo y médico misionero alemán, hijo de un pastor protestante también él lo fue. En 1952 obtuvo el Premio Nobel de la Paz.

Schweitzer estableció su reputación como teólogo con La búsqueda del Jesús histórico (1906), libro en el que interpretó la vida de Jesús a la luz de sus creencias escatológicas. Pero su gran labor la realizó en las misiones.

albert-schweitzer-6054306

En su estancia en África no solo fundó el hospital Lamberéné y cuido a leprosos, también le ocurrieron cosas.

Un día, cuando se encontraba en su oficina, en mitad de la selva, se acercó un indígena con una mujer de unos cuarenta años.

Albert le preguntó:

– ¿Qué le pasa? ¿Dónde le duele? Lo que no esperaba era la respuesta del africano.

– A mí no me pasa nada, pero me gustaría que rejuveneciera a mi mujer.

– Imposible, es totalmente imposible, contestó Schweitzer más asombrado.

– Doctor – insistió el hombre – no podría hacerlo aunque fuera por dos o tres días… es para venderla.

No sé a qué ciencia recurriría Albert, a la teología, filosofía, música o medicina, pero su cara debió ser un poema.

LEER  Reconozco la Garra del León, es Newton