Gracias al descubrimiento de unos archivos nazisvha ha podido saberse cuáles fueron los motivos que llevaron a Adolf Hitler a usar el clásico bigote "cepillo", que se convertiría en un símbolo del fascismo.

Adolf Hitler no tuvo siempre ese bigote angosto y cuadrado que se convirtió en su marca personal. Solía tener un bigote frondoso, pero decidió recortárselo por motivos que no se sospechaban hasta el momento.
Bigote de Hitler


La revelación llegó gracias a unos papeles pertenecientes a un ex compañero de Hitler. Alexander Frey fue compañero del ex dictador alemán en la Primera Guerra Mundial, sirviendo ambos como soldados. En sus archivos, Frey cuenta cómo se le ordenó a Hitler que recortara su tupido bigote para poder colocarse bien la máscara antigás.

Hasta entonces, Hitler usaba el estilo de bigote que puede apreciarse en la foto, pero tras verse obligado a recortarlo nunca más regresó a su anterior imagen.

Frey cuenta que el vello facial de Hitler cubría un aspecto desagradable de su boca, menos disimulado con su nuevo corte. De todos modos, las máscaras de respiración que usaban los soldados alemanes en la guerra no fueron de gran utilidad para Hitler. Quedó temporalmente ciego por un ataque con gas mostaza en 1918.
Bigote de Hitler