Logo

Alegremente me encamino hacia la tumba

El compositor alemán que pasaría a la historia como uno de los grandes, Johannes Brahms no lo tuvo fácil en sus comienzos. Su problema no era componer, sino "vender" sus composiciones. Le resultaba prácticamente imposible encontrar a un editor que decidiera hacer llegar al gran público sus obras. El motivo de tanta negativa es que los diferentes editores a los que se acercaba siempre acababan dándole la misma respuesta: sus composiciones eran muy tristes.

Aquello no acabo con el ímpetu de Brahms, pero si le agoto. Cansado decidió terminar con las críticas de todos aquellos editores, no cambio su manera de componer pero si cambiar el título de una de sus obras antes de presentársela un nuevo editor. Y como la llamo: "Alegremente me encamino hacia la tumba".

 

Brahms

Errores Históricos [All Rights Reserved]